Mariano Peyrou

Bio-bibliografía

(1971) es saxofonista y licenciado en Antropología Social. Vive en Madrid, donde trabaja de profesor de Escritura Creativa, Historia del Jazz y Estética de la Música. También se dedica a la traducción.

Ha publicado los siguientes libros de poemas:

La voluntad de equilibrio (Fundación María del Villar, 2000), A veces transparente (Bartleby Editores, 2004), La sal (Pre-Textos, 2005), Estudio de lo visible (Pre-Textos, 2007), Temperatura voz (Pre-Textos, 2010), Niños enamorados (Pre-Textos, 2015) y El año del cangrejo (Pre-Textos, 2017).

En Argentina han aparecido dos antologías de su obra: De las cosas que caen (Bajo la luna, 2004) y La unidad del dos (EDUCC, 2004), y una en Colombia, La otra vida (Universidad EAFIT, 2015)

También ha publicado una antología en portugués, O discurso opcional obrigatório (Averno, 2009) y, en italiano, Il Sale (Raffaelli Editore, 2010), Temperatura voce (Edizioni Fili d’Aquilone, 2013) y Bambini Innamorati (Edizioni Fili d’Aquilone, 2018). En Inglaterra acaba de publicarse The Year of the Crab en la editorial Shearsman.

Por otra parte, es autor de tres libros de narrativa: la colección de relatos La tristeza de las fiestas (Pre-Textos, 2014) y las novelas De los otros (Sexto Piso, 2016) y Los nombres de las cosas (Sexto Piso, 2019).

 

Diálogos poéticos (Escribir como se huye)

Jueves, 4 Abril, 2019 - 20:30
Hospital Real de la Misericordia

Diálogos poéticos

Escribir como se huye

Coloquio será con los poetas Luisa Castro, Vicente Gallego, Mariano Peyrou.

Diálogos poéticos se trata de un ciclo de coloquio entre varios poetas consagrados y lecturas de los mismos, entre los días martes 2 de abril y viernes 5 de abril a las 20:30 h en el Hospital Real de la Misericordia.
11 poetas conversarán cada día sobre 4 temas, “El poema como biografía”, “Las cosas del campo”, “Escribir como se huye” y “La actualidad de la tradición”.

 

"Escribir como se huye"

Del mismo ciclo: 
Diálogos poéticos (El poema como biografía)
Diálogos poéticos (Las cosas del campo)
Diálogos poéticos (Actualidad de la tradición)

Poema

HE TRATADO DE SER LEVE

Subo y abro la puerta, estoy
muy inspirado. Aquí
falta algo. Es mediodía,
no tengo ganas de seguir
con el recuento. Los marineros,
los antiguos cazadores, una bizca
preciosa que escapó en el último
escalón, todos sabían manipular
sus barajas. He tratado
de suavizar mis tendencias naturales.
Un animal infalible espera que suene el disparo.
En lo más alto, comienza la carrera.

LOS ESPACIOS CERRADOS

Tendrás que ejercitar los ojos
recogiendo las nubes que te envío,
la limpia altura de las chimeneas
que diseminaban olor a azúcar
por toda la ciudad, las imágenes
que arrastra la corriente subterránea.
Ahora sí que empuja el viento,
viene entre las estatuas para agitar
emociones antiguas que aún no tienen
nombre, para golpear las puertas
de los espacios cerrados donde la culpa
circula con fluidez, donde vibran
las mentiras y el pasado
se sueña diferente.
Está nevando mucho,
todo es blanco fuera de mí.

un árbol

puedes hacer varias cosas con este árbol
cubrirlo de un color original o dibujarlo en tu mente como si fuera un río
talarlo con las uñas hasta modificar tu percepción del tiempo
calcular su altura y equivocarte y no darte cuenta
puedes olerlo como si pensaras sin palabras
esconder sus raíces debajo de la tierra y pintar de verde la más verde de sus hojas
sentarte sobre lo que fue su sombra y esperar a que se haga de día
definirlo para que sea a la vez hermoso y artificial
inventar un incendio y salvarlo
cambiarlo por el derecho a desplazarte por el prado
convertirlo en papel y describirlo de una forma diferente en cada folio
caminar en círculos alrededor de cualquiera de los árboles vecinos
pincharlo con un alfiler para constatar que no se queja
tener una larga conversación a la luz de sus pájaros y descubrir que alberga tantas
contradicciones como alas
puedes tomarlo como ejemplo en un ensayo sobre la horizontalidad
amarlo compasivamente pensando en los poderosos vientos que trajeron desde las
estrellas la materia que lo forma
palpar su rugosidad con cada uno de los dedos o con la palma entera

lo que no puedes hacer es entenderlo